jueves, 1 de septiembre de 2011

« me perdí »

Me desperté y descubrí, decepcionado, que en mis sueños había luz y aquí aún no amanecería, que soy extremadamente infeliz y que nada cambiará hasta que yo no quiera. Y no quiero, pero lo necesito.

Se me ocurre que tal vez soñé que lo hallaba. Soñé que sólo en sueños podría sonreír y ser dichoso. Que tocarte, por siempre, sería imaginarte, que para poder mirarte, hasta el fin de los días, tendría que cerrar los ojos.

2 comentarios:

  1. Para mirar... cerrar los ojos. Que potencia de frase. >>Hare de ella un lema. ;)
    saludos

    ResponderEliminar