sábado, 21 de mayo de 2011

« mi último suspiro II »

Con la garganta auto obstruida y con los pulmones hinchados intento trepar con inquietud la pared, que rechaza mis pies en varias ocasiones. Al cuarto intento va la vencida y logro emanciparme del techo y abracar el aire de lo alto del edificio con mis extremidades. No hace falta coger impulso. Abro mis brazos en cruz cuán águila real y me dejo caer al abismo. Mientras me precipito noto como el agua de mis ojos recorre mi rostro, a la vez que mis recuerdos pasan, en segundos, por mi frente antes de llegar al suelo.

5 comentarios:

  1. Muy cañero el texto... grafico, angustioso... lo has clavao Bobby.
    saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. Acabo de aterrizar por tu blog y me encanta ;) Me pasaré más por aquí!
    Te invito a que te pases por el mío

    www.arboldeluz.com

    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  3. es un sueño? o fantaseas con algo asi??

    mmm por algo la pared trata de impedirtelo, dejala hacer su trabajo caray

    ResponderEliminar
  4. llegue a este blog, y es realmente hermoso! me ah fascinado , ¿nos seguimos? un beso,y muy buena vida

    ResponderEliminar